viernes, 7 de septiembre de 2007

Victor Hugo: LOS MISERABLES

Su velo es una noche tejida.

Intentar, desafiar, persistir, perseverar, ser fiel a si mismo, luchar cuerpo a cuerpo con el destino, asombrar a la catástrofe con el poco miedo que nos cause, ora haciendo frente a los poderes injustos, ora insultando la victoria llena de embriaguez, resistir y persistir, éstos son los ejemplos que necesitan los pueblos; ésta es la luz que los electriza.

Mirad a través del pueblo y descubriréis la verdad. Esa vil arena que oprimís bajo los pies, echadla en el horno, se fundirá, cocerá, se hará brillante cristal; y gracias a él, Galileo y Newton descubrirán los astros.

Todos, sin excepción, tenemos nuestros seres respirables. Si nos faltan, nos falta el aire, y nos ahogamos. En tonces se muere. ¡Morir por falta de amor es horrible! ¡La asfixia del alma!

Estoy en la noche: hay un ser que al irse se ha llevado el cielo.

Estar echados juntos en la misma tumba con las manos enlazadas, y de tiempo en tiempo, en las tinieblas, acariciarnos suavemnete un dedo; esto bastaría a mi eternidad.

En el primer amor se toma el alma antes que el cuerpo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

grande les miserables, pero no escogiste grandes textos

Anónimo dijo...

¬¬'' Eso No Es Nada!