viernes, 21 de septiembre de 2007

José Luis Sampedro: REAL SITIO

El tiempo no se agota en los relojes; está sobre ellos. No les obedece: sería como creer que la fiebre la crean los termómetros... Los relojes marcan un sólo tiempo y ¡hay tantos a la vez!

La ciencia avanza, la técnica innova... pero no añaden nada al vivir humano, tejido con emociones más que con razones... Las razones se añaden luego, para justificarnos: seguimos amando y odiando como en Grecia.

Hay que sentirse abierto y saber aceptar. Los caminos del encuentro son imprevisibles y es menester andar alerta para no descuidarse en las encrucijadas... ¡Las encrucijadas de la vida! Son la oportunidad para saltar, y aparecen inesperadamente.

No es lo mismo la ley que la justicia.

La sensación de haber vivido una tarde en el paraíso, donde todo pasa sin pasar nada.

Torcuato Luca de Tena: LOS RENGLONES TORCIDOS DE DIOS

Los extravertidos, que echan fuera el lastre de sus emociones, tienen menos riesgo de enloquecer que los introvertidos, que se guardan para sí las toxinas emotivas, con las que acaban envenenándose por no saber o no querer eliminarlas.

EL DIARIO DE ANNE FRANK

El papel es paciente.

Carmen Laforet: NADA

Yo gozaba una dicha concedida a pocos seres humanos: la de sentirse arrastrada en ese halo casi palpable que irradia una pareja de enamorados jóvenes y que hace que el mundo vibre más, huela y resuene con más palpitaciones y sea más infinito y más profundo.

Nunca has sabido lo que quieres y siempre estás queriendo algo.

viernes, 7 de septiembre de 2007

Eduardo Mendoza: EL AÑO DEL DILUVIO

Es propio de la naturaleza humana flaquear cuando los sueños empiezan a materializarse.

No sé cuándo me enamoré de ti ni cómo sucedió tal cosa, porque trato de recordar y me parece que te he querido siempre y trato de entender y no encuentro razón en el mundo para no amarte.

Ramón del Valle-Inclán: SONATA DE OTOÑO

Las estrellas se encendían y se apagaban como nuestras vidas.

Victor Hugo: LOS MISERABLES

Su velo es una noche tejida.

Intentar, desafiar, persistir, perseverar, ser fiel a si mismo, luchar cuerpo a cuerpo con el destino, asombrar a la catástrofe con el poco miedo que nos cause, ora haciendo frente a los poderes injustos, ora insultando la victoria llena de embriaguez, resistir y persistir, éstos son los ejemplos que necesitan los pueblos; ésta es la luz que los electriza.

Mirad a través del pueblo y descubriréis la verdad. Esa vil arena que oprimís bajo los pies, echadla en el horno, se fundirá, cocerá, se hará brillante cristal; y gracias a él, Galileo y Newton descubrirán los astros.

Todos, sin excepción, tenemos nuestros seres respirables. Si nos faltan, nos falta el aire, y nos ahogamos. En tonces se muere. ¡Morir por falta de amor es horrible! ¡La asfixia del alma!

Estoy en la noche: hay un ser que al irse se ha llevado el cielo.

Estar echados juntos en la misma tumba con las manos enlazadas, y de tiempo en tiempo, en las tinieblas, acariciarnos suavemnete un dedo; esto bastaría a mi eternidad.

En el primer amor se toma el alma antes que el cuerpo.

Amin Maalouf: LEÓN EL AFRICANO

Muchas veces, los amantes se cogen de la mano y sueñan juntos con la felicidad que los espera. Pero por mucho que vivan, nunca serán tan felices como en ese instante en que sus manos se enlazan y sus sueños se mezclan.

Es sed a la vera de un pozo el amor,
el amor no es fruto, sino que es la flor.